"Viaja a donde la ilusión te lleve"

SAN PETERSBURGO - Rusia



   San Petersburgo es la ciudad símbolo de la parte europea de Rusia.

    Ideada por el zar Pedro I el Grande, como puente de unión entre Rusia y Europa, fue levantada a orillas del Báltico en la desembocadura del río Neva.

Fortaleza de San Pedro y San Pablo
   Concebida como ciudad imperial, su diseño y construcción requería  la genialidad de grandes artífices, por ello, el zar Pedro I invitó a los arquitectos más notables y de mayor experiencia de toda Europa, de cuyos proyectos surgieron las magistrales obras de arquitectura que hacen, a día de hoy, que San Petersburgo sea una de las ciudades más bellas de Europa.
Río Neva

        Pedro I fundó la ciudad en 1703, denominándola San Petersburgo. San (del latín, sanctum – santo), Peter (nombre alemán de Pedro), y burgo (del alemán, burg – ciudad), fundiendo en la denominación el nombre de su fundador, el zar Pedro I, el de su santo patrono, San Pedro, y los vínculos culturales con la Roma Antigua y Alemania.



Monumento a Pedro I, fundador de San Petersburgo



   En 1712, San Petersburgo fue designada capital de Rusia, título que ostentó hasta la Revolución Rusa de 1917, cuando la capital se traslado a Moscú.






Río Neva











  


  







Fortaleza y Catedral de San Pedro
    A lo largo de los márgenes del caudaloso río Neva, arteria fluvial de San Petersburgo, se articuló la nueva ciudad, en torno a él se levantaron maravillosos conjuntos arquitectónicos, y se cuidaron con esmero las orillas del río, revistiéndolas de granito, construyendo embarcaderos, y decorándolas  con esculturas y otros elementos ornamentales.
Catedral de San Pedro

   

   San Petersburgo como ciudad imperial, tiene una enorme variedad de monumentos: palacios, museos, catedrales, puentes, etc., entre ellos destacar:


  


   La Fortaleza de San Pedro y San Pablo, se encuentra sobre un islote en el río Neva, se trata de una obra defensiva compuesta de seis bastiones, murallas y puertas de acceso, el edificio dominante de la fortaleza es la Catedral de San Pedro, cuyo campanario está rematado por una aguja dorada, en cuya punta se encuentra la figura de un ángel que lleva una cruz y bendice la ciudad.





Palacio de Invierno - Hermitage





   Desde los tiempos de Pedro I el Grande, la Catedral de San Pedro es panteón de los emperadores rusos y los miembros de la familia imperial. Desde 1998, reposan, igualmente, los restos del último zar ruso, Nicolas II, y su familia.


Fachada principal Palacio de Invierno - Plaza del Palacio











   El Palacio de Invierno, es un edificio espectacular, sus formidables dimensiones y su majestuoso porte obedecen a su objetivo: simbolizar la potencia del Imperio ruso y el poderío y fausto de sus soberanos.


El Almirantazgo








   Junto al Palacio de Invierno se construyeron, de forma sucesiva, el Pequeño y Gran Hermitage para albergar las obras de arte reunidas por Catalina II, y dar cabida así a las colecciones imperiales. Todo el conjunto conforma hoy día el Museo del Hermitage.
  
Columna de Alejandro en Plaza del Palacio



   El Museo del Hermitage posee piezas de sobresaliente calidad de la cultura primitiva y del arte antiguo, esculturas, joyas, armas, numismática, etc. Su pinacoteca es una de las más grande y completa del mundo, pinturas de grandes artistas como Leonardo da Vinci, Tiziano, El Greco, Rubens, Renoir, Cezánne, Matisse … se exhiben en sus lujosas salas.


  La Plaza del Palacio señorea el centro histórico de San Petersburgo, en ella se encuentra el Palacio de Invierno, el edificio del Estado Mayor, el Almirantazgo, y en el centro de la plaza la columna de Alejandro con la figura de un ángel en su cúspide.





Columnata Catedral de San Isaac
   La Catedral de San Isaac, gigantesco edificio revestido de mármol, rematado por una enorme cúpula. Los cuatro pórticos de la catedral están ornamentados por columnas de granito enterizas. 




     El interior de la Catedral de San Isaac es de una inusitada riqueza de procedimientos artísticos y materiales raros y valiosos. Numerosas lienzos y pinturas del techo son consideradas obras maestras de la pintura mural rusa del siglo XIX.

 

Interio de la Cúpula - Catedral de San Isaac













Frescos en el interior de la Catedral de San Isaac







   La Catedral de la Virgen de Kazán, fue consagrada al icono de la Virgen rescatado a raíz del asalto a la ciudad tártara de Kazán por las tropas de Iván el Terrible. Destacar el pórtico de seis columnas rematado por un frontis triangular con el símbolo dorado del Ojo Divino. Dentro del pórtico se encuentra la puerta, copia de la Puerta del Paraíso del baptisterio de Florencia.
Catedral de la Virgen de Kazán
Iglesia del Salvador de la Sangre Derramada

   



   



   


















Iglesia del Salvador de la Sangre Derramada

   La Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, erigida en el mismo lugar donde fue asesinado el zar Alejandro II, que entró en la historia como el liberador del campesinado de la servidumbre de la gleba. El templo, único en su género, es una obra magistral de la arquitectura, no sólo de San Petersburgo sino de toda Rusia, que ligó a San Petersburgo a las raíces antiguas del urbanismo nacional.


Columna Rostral
   Su interior es una verdadera joya, sus paredes están recubiertas por mosaicos sobre temas del Antiguo y Nuevo Testamento.

   En  la isla que divide el río Neva en dos brazos, se encuentra el edificio de la Bolsa y dos columnas rostrales.

   San Petersburgo es conocida como la “Venecia del Norte”, el río Neva se ramifica en numerosos brazos, además de canales artificiales, recorren la ciudad, permitiendo un delicioso paseo por ellos, contemplando la ciudad desde otra perspectiva.


   Otro atractivo singular es, a medianoche, cuando los puentes levadizos sobre el Neva abren sus alas para dar paso a los barcos que navegan por él.