"Viaja a donde la ilusión te lleve"

ANTEQUERA - Málaga


  

 Desde tiempos remotos Antequera ha sido considerada el centro de Andalucía.



Plaza e Iglesia de San Sebasián (Km 0 de Andalucía)
   Ya en la época romana, por Antequera, conocida entonces como Antikaria, pasaba la calzada romana “Vía Domiciana Augusta”, desde donde se ramificaba hacia las distintas regiones en las que por entonces se hallaba dividida la actual Andalucía. 


   Un hito, en la plaza de San Sebastián, recuerda este hecho y ratifica a Antequera como el kilómetro 0 de Andalucía.

 


 Y es que hoy día, Antequera sigue siendo el centro de Andalucía, en ella confluyen las principales vías que comunican las ciudades más importantes de la comunidad andaluza, como la A-45 que enlaza Córdoba con Málaga,  y la A-92 que en une Sevilla con Granada.




Real Colegiata de Santa María la Mayor



    Por su situación geográfica, Antequera ha sido valorada y codiciada como importante enclave estratégico. Por ella pasaron romanos, visigodos y musulmanes, hasta que en 1410 fue conquistada por el infante Fernando, conocido desde entonces con el sobrenombre de Fernando de Antequera.




Fachada Real Colegiata de Santa María la Mayor











   Los diferentes pueblos que habitaron Antequera a lo largo de su historia, fueron dejando su huella, contribuyendo a configurar un magnífico e inestimable patrimonio monumental  que distingue a esta encantadora ciudad andaluza.

Interior de la Colegiata de Sta, María la Mayor






   En la parte alta de la ciudad, sobre una colina se aglutina la historia en piedra de la Antikaria romana, andalusí y cristiana.



Termas romanas
   El máximo exponente del magnífico patrimonio antequerano es la Real Colegiata de Santa María la Mayor, declarada Monumento Nacional, construida en el siglo XVI,  es el primer templo renacentista construido en Andalucía, destaca su monumental fachada y en su interior las columnas jónicas y el bello artesonado mudéjar.



   A los pies de la Colegiata se encuentran las Termas romanas.

Arco del Gigante












   Reminiscencia  del dominio nazarí y muestra de su esplendor es la monumental Alcazaba.


 Al recinto amurallado, de la antigua medina árabe, se accede por el Arco del Gigante.











Entrada a la Alcazaba









   En el interior un extenso Patio de Armas o plaza central distribuye las estancias. Subiendo al mirador del norte, se puede disfrutar de una espectacular panorámica de Antequera.




Vista de Antequera desde la Alcazaba







Torre del Homenaje, rematada por el chapitel

 Del recinto de la Alcazaba destacar la Torre del Homenaje, coronada por un templete o chapitel donde se colocó un reloj y una campana, que regía la vida de los antequeranos, así  marcaba las horas de culto, las del riego, alertaba de peligros y anunciaba las buenas nuevas, y al que popularmente se le conoce con el nombre del “papabellotas”, ya que según la tradición, para sufragar su construcción hubo de venderse un alcornocal.

    













Torre Blanca y Adarve










   En el otro extremo la Torre Blanca, desde sus ventanas se avista la Peña de los Enamorados, motivo de leyendas y epopeyas.




Peña de los enamorados - desde ventana de la Torre Banca






Peña de los Enamorados











  







    Ya en la parte baja de Antequera, numerosas iglesias, como la de San Sebastián,  San Juan, San José…  numerosos palacios y casas palaciegas, destacando entre ellos el Palacio de Nájera, sede  del Museo Municipal, engrosan el legado patrimonial de la ciudad malagueña de Antequera.




Música: De Antequera sale el moro - Cristobal MORALES-Francisco de FUENLLANA