"Viaja a donde la ilusión te lleve"

BASSA D´OLES y BOSQUE DE LA VARICAUBA - Valle de Arán - Lérida


Bassa d´Oles


   Pasar unos días en el Valle de Arán permite realizar excursiones por la montaña y descubrir rincones de extraordinaria belleza.


  La ruta de hoy es subir hasta la Bassa d´Oles.



Guardader de Betlan
Vista desde el Guardader de Betlan
  















  Saliendo de Gausac, a pocos kilómetros de Viella, tomamos la pista asfaltada para iniciar la subida hacia la Bassa d´Oles.
Bosque de la Varicauba



   A escasos kilómetros encontramos el Guardader de Betlan, se trata de un mirador desde donde se puede contemplar la belleza del Valle de Arán, con numerosos pueblecitos esparcidos por la montaña a lo largo del valle, entre un inmenso verde mar de pinos y abetos, la vista es ¡espectacular!.
Bosque de la Varicauba



       



Bosque de la Varicauba
 Continuamos el ascenso a través del Bosque de la Varicauba, uno de los parajes naturales más hermosos del Valle de Arán. El Bosque de la Varicauba es un extenso y denso bosque de abetos, donde transitar por él es una auténtica maravilla. Gratas e innumerables sensaciones se experimentan en todo el recorrido, no hay espacio que no regale un hito para la admiración, el embeleso  y el regocijo.
Bosque de la Varicauba
Bosque de la Varicauba





Hónt deth Gresilhon
   En el zigzagueante ascenso encontramos la cascada de Hónt deth Gresilhon. Una pequeña cascada de agua fresca y cantarina.








Bassa d´Oles








Bassa d´Oles



   Más arriba, nuestro destino, la Bassa d´Oles, un lugar paradisiaco a 1600 m de altura, en las entrañas del frondoso Bosque de la Varicauba.



Bassa d´Oles









 
Bassa d´Oles


La Bassa d´Oles es una pequeña balsa rodeada de pinos rojos, abetos y enebros, que en los años lluviosos, como el presente, se convierte en un idílico lago de montaña de una especial belleza, donde pasar largo tiempo disfrutando de tan bucólica maravilla es un auténtico regalo.

Bassa d´Oles
Sin lugar a dudas, es una experiencia para vivirla, sentirla y retenerla en un rinconcito del corazón.


Música: Across the mountains - VANGELIS