"Viaja a donde la ilusión te lleve"

TOLEDO - Puertas y Murallas



   La ciudad imperial de Toledo es una de las ciudades españolas con un magnífico y vasto patrimonio, memoria concluyente de su prestigiosa y memorable historia.
Vista de Toledo (al fondo Puerta de Bisagra y Muralla)


Puerta de Bisagra (exterior)

   Toledo, como ciudad amurallada en tiempos pretéritos, conserva hoy día algunos lienzos de muralla y varias puertas de de acceso a la ciudad.


La puerta más representativa de la ciudad es la Puerta de Bisagra, de estilo renacentista, fue construida en el siglo XVI por Alonso de Covarrubias,  sobre la base de la antigua puerta árabe. Consta de dos cuerpos independientes unidos por altos muros almenados, que acogen en su interior una plaza de armas.

   En la fachada exterior dos grandes torreones circulares y almenados, entre ambos un arco de sillares almohadillados coronado por el águila bicéfala emblema del  escudo de la ciudad.

    En la fachada interior encontramos un arco de medio punto  entre  torreones  cuadrados sobre el que se encuentra el escudo de Carlos V.


Puerta de Alfonso VI


Puerta de Alfonso VI
   A escasos metros de la Puerta de Bisagra, se encuentra la Puerta de Alfonso  VI,  conocida, igualmente,  por Puerta Vieja de Bisagra, fue la principal puerta de acceso a la ciudad en el siglo IX. Esta puerta conserva parte de su primitiva estructura, defendida por poderosas torres adelantadas, la puerta de Alfonso VI está dispuesta en ángulo, en su fachada exterior podemos contemplar un arco de herradura dovelado con dintel, sobre él tres arcos de herradura, el central más elevado  que los laterales, una galería con ventanas y rematando el cuerpo de la puerta un adarve de almenas.

  

Puerta del Cambrón (exterior)














Puerta del Cambrón (exterior)
  La Puerta del Cambrón, era la puerta de acceso a la judería toledana, debe su denominación a la abundancia de cambroneras que rodeaban el lugar. Su origen es musulmán, aunque fue reformada en el siglo XVI. Su estructura es cuadrada, formada por cuatro torres cubiertas con chapiteles que delimitan el recinto interior. Tanto la portada interior como la exterior son de estilo renacentista, con sendos blasones, en la fachada interior el de Felipe II, en el exterior el de la ciudad de Toledo.


Puerta de Valmardón












  

 La Puerta de Valmardón, del árabe Bab-al-Mardon, o puerta del Cristo de la Luz, por su cercanía a la Mezquita del Cristo de la Luz. Data del siglo IX y era la entrada a la medina musulmana.


















   La Puerta de Sol, de estilo mudéjar, data del siglo IX o X. Torre albarrana, probablemente construida en tiempos del reino taifa según apunta sus arcos de herradura interiores. El vano es de arco de herradura enmarcado, sobre el que aparece un doble friso de arquería, sobre éste, un rosentón que representa el milagro de la imposición de la casulla a San Ildefonso, patrono de Toledo.
Puerta de Alcántara








   Puerta de Alarcones, situada a continuación de la Puerta del Sol y hacia la entrada a la ciudad, como cerrojo de refuerzo a la Puerta del Sol.





Puerta del Vado










   Puerta de Alcántara situada frente al puente de Alcántara, de origen árabe como delata su estructura en codo.


Muralla









   La Puerta del Vado, descubierta el año 2002, tras las labores de rehabilitación llevadas a cabo en sus inmediaciones, por  la Escuela Taller de Restauración.
Construida a finales del siglo XI, en el barrio de Antequeruela. Su ubicación en la salida natural de la vaguada, y el asentamiento del gremio alfarero en este barrio, propiciaron que con el tiempo,  los desechos y sedimentos acabaran engulléndola, desdibujando paulatinamente su silueta  y desvaneciendo su recuerdo en la memoria de los toledanos, hasta el oportuno hallazgo en el año 2002. 





más fotos en:



Música: Karelia Suite "Alla Marcia" - Jean SIBELIUS